NUTRITEMA: OBESIDAD INFANTIL

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS) la obesidad infantil  se ha convertido en uno de los problemas de salud pública más graves del siglo XXI. El problema es mundial y está afectando progresivamente a muchos países de bajos y medianos ingresos, sobre todo en el medio urbano. Se calcula que en 2010 existían 42 millones de niños con sobrepeso en todo el mundo, de los que cerca de 35 millones viven en países en desarrollo.

Los niños obesos y con sobrepeso tienden a seguir siendo obesos en la edad adulta y tienen más probabilidades de padecer a edades más tempranas enfermedades no transmisibles como la diabetes y las enfermedades cardiovasculares. El sobrepeso, la obesidad y las enfermedades conexas son en gran medida prevenibles.

La obesidad puede ser considerada como una patología crónica, caracterizada por una elevación de los niveles plasmáticos de citoquinas proinflamatorias como el factor de necrosis tumoral alfa (TNF-alfa) y proteínas reactantes de fase aguda como la proteína C reactiva.

Importancia de la dieta: Existe gran relación entre dieta, obesidad e inflamación, ya que los alimentos pueden modular la respuesta inflamatoria o antiinflamatoria, así es el caso de los alimentos desaconsejados para la inflamación y obesidad como son los ácidos grasos trans y ácidos grasos saturados. Para una dieta adecuada en  casos de inflamación y obesidad debe ser bajo el consumo en carnes grasas y alimentos elaborados, así como azúcares refinados y almidones ya que aumenta la glucosa en sangre y los niveles de insulina.

En cambio están aconsejados el consumo de cereales ricos en fibra, los pescados y el omega-3 son alimentos muy investigados en éste campo y son muy famosos últimamente en la población, esto es debido  a su bajo contenido en ácido araquidónico  que produce una menor inflamación, además una complementación entre alto nivel de omega-3 y bajo de omega-6 provoca menores niveles de receptores TNF 1 y 2, indicado para disminuir el grado de inflamación.

El aceite de oliva y los frutos secos también poseen propiedades antiinflamatorias, el aceite virgen es una fuente AGM con alto contenido en fenólicos que protegen contra la inflamación, y los frutos secos son ricos en AGI con compuestos bioactivos beneficiosos contra el síndrome metabólico y enfermedades cardiovasculares, además de L-arginina que es un vasodilatador endógeno, las nueces son el fruto seco con mas contenido en ácido linolénico que implica una menor inflamación.

Un aumento en el consumo de frutas y hortalizas garantiza antioxidantes y otros antiinflamatorios fotoquímicos.

Por último mencionar que el patrón de dieta mediterránea se relaciona con menor riesgo de enfermedades cardiovasculares y con una dieta equilibrada.

 

 

Anuncios
Esta entrada fue publicada en De todo, El nutritema. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a NUTRITEMA: OBESIDAD INFANTIL

  1. tacaarr dijo:

    Muy interesante esta entrada y, en general el blog. Yo también soy nutricionista y acabo de iniciarme por este mundo de la blogosfera, asi que visitaré vuestro blog y así podré empaparme de vuestras aportaciones. Un saludo y felicidades nuevamente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s