Nutritema: Hidratación

Todos sabemos que el agua es necesaria para la vida, es mas, la vida sin H2O es imposible, sin olvidarnos del papel que desempeña en el planeta.

Pero ¿que hace el agua en nuestro cuerpo? ¿Cuanta cantidad de agua debemos beber para cubrir las necesidades básicas?

Funciones del agua:

Es el disolvente de muchas sustancias disponibles para la célula

Es el medio en las reacciones metabólicas

Da forma y elasticidad a la célula

Esencial para la digestión, absorción y excreción

Es el medio de transporte de nutrientes y otras sustancias en el sistema circulatorio

Mantiene la temperatura corporal

Distribución del agua corporal:

50-60% del peso corporal en adultos y 60-70 % en niños, del cual el agua intracelular abarca el 30-40 % del peso y  el extracelular un 20% (30-40% en niños), de éste último el 5% son líquidos plasmáticos, biológicos y secreciones y el 15% líquido intersticial.

Recomendaciones:

Todo el mundo a oído, o ha recomendado alguna vez el consumo de agua, mínimo dos litros de agua  o 7-8 vasos sale por nuestra boca o entra en nuestros oídos cotidianamente, al igual que la lista de propiedades beneficiosas, como que el agua adelgaza o que al beber mas agua se eliminan mas toxinas, pero que es verdad ¿?

En general se estima que es necesario tomar un mililitro de agua por cada caloría consumida.

Según la Agencia Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA) en condiciones de temperatura y actividad física moderada se recomienda:

– 2 – 2,5 litros de agua al día para adolescentes a partir de 14 años, adultos y ancianos

–  Las mujeres embarazadas deben incrementar en 300 ml al día su ingesta de agua.

–  Las mujeres en época de lactancia, deben aumentar su ingesta de agua en 700 ml al día
– Según el Instituto de Investigación Agua y Salud (IIAS) los niños deben beber una media de 1,8 litros de agua hasta los 8 años y, a partir de los 9, esta cantidad aumenta hasta los 2,5 litros en los niños y hasta los 2,2 litros en las niñas.

Existen varios estudios que desmienten algunos mitos sobre el agua como Just add water de la J Am Soc Nephrol. 2008, los doctores Negoianu D y Glodfarb S aseguran que no hay evidencia clara del beneficio de beber mayores cantidades de agua, y en cuanto a la eliminación de toxinas, el experto agregó que ningún estudio científico lo había comprobado. “Los riñones limpian las toxinas. Eso es lo que hacen los riñones. Lo hacen muy eficazmente e independientemente de cuánta agua ingiera una persona. Cuando se consume mucha agua, todo lo que se hace es generar más orina pero no más toxinas en ella”, explicó Goldfarb.

En conclusión, los requerimientos de agua están determinados por el metabolismo de cada persona, el grado de actividad física, las condiciones ambientales y  la edad, por lo que son variables.

La sed es una buena guía para la ingesta de agua excepto en determinadas condiciones como el embarazo, lactancia, enfermos, ancianos y ejercicio prolongado.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en De todo, El nutritema y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s