Síndrome Metabólico

Para concluir con el mes del corazón nos gustaría explicar un un problema que se ha convertido en uno de los quebraderos de cabeza del siglo XXI.

Esto no es otra cosa que el síndrome metabólico. Se denomina síndrome metabólico al conjunto de alteraciones metabólicas constituido por la obesidad de distribución central o abdominal, la disminución de las concentraciones del colesterol unido a las lipoproteínas de alta densidad (cHDL), la elevación de las concentraciones de triglicéridos, el aumento de la presión arterial (PA) y la hiperglucemia. (1)

El síndrome metabólico está asociado a un incremento de 5 veces en la prevalencia de diabetes tipo 2 y de 2-3 veces aproximadamente en la de enfermedad cardiovascular. (2,3,4,5)

Así pues estamos ante un problema de salud publica, que afortunadamente tiene en la nutrición una herramienta básica en la prevención primaria.

Al tratarse de un síndrome amplio y complejo, existen diferentes estrategias nutricionales para afrontar cada uno de los diferentes signos y síntomas así como la patología en su totalidad.

El objetivo de este post no es otro que el de divulgar la definción del síndrome metabólico y sus implicaciones cardiovasculares y colateralemente el papel de la nutrición en su prevención primaria.

Según el instituto nacional de la estadística (Defunciones según la Causa de Muerte Año 2009), la causa mas freucente de muerte en España es por causa cardiovascular, por delante de enfermedades como el cáncer. Así pues, el beneficio de tener una estrategia preventiva parece obvio.

En la literatura científica está ampliamente debatida la relación y el efecto que puede tener la nutrición sobre la dislipemia, la obesidad, la hipertensión y la resistencia a la insulina, y sobre el síndrome metabolico en su conjunto.

Aunque no es el ánimo de este post explicar cada una de las estrategias nutricionales para afrontar este problema creo importante citar algún articulo relacionado .

La adherencia a la dieta mediterranea se asocia con un riesgo reducido de síndrome metabolico. Asi como beneficios sobre los factores individuales que conforman el síndrome. (6,7)

Incrementar el contenido de proteínas de las dietas de perdida de peso, asi como la restriccion simultanea hasta un 30% de lípidos de la energía total favoreciendo los ac. Grasos poliinsaturados y un consumo de hidratos de carbono del 40-50% del total de energia, ademas de promover comidas de bajo indice glicemico son las principales estrategias seguidas actualmente (8),

Hay mucha evidencia que sugiere que la dieta mediterranea puede ayudar a luchar contra el sindrome metabolico entre otras enfermedades inflamatorias. (9)

A modo de resumen podría decir que la evidencia actual invita a llevar una dieta equilibrada y un estilo de vida saludable, aproximándose al de dieta mediterránea para evitar el desarrollo del síndrome metabólico. Ademas se deben tener encuenta otras opciones como el tratamiento farmacológico o quirurgico en los casos que lo requieran. (10)

Bibliografia

1. Eckel RH, Grundy SM, Zimmet PZ. The metabolic syndrome. Lancet. 2005;365:1415-28

2. The metabolic syndrome. Eckel RH, Grundy SM, Zimmet PZ.Lancet. 2005;365:1415-28.

3. Global and societal implications of the diabetes epidemic. Zimmet P, Alberti KG, Shaw J. Nature. 2001;414:782-7.

4. Mainstreaming the metabolic syndrome: a definitive definition. Zimmet P, Alberti G, Shaw JE Editorial. Med J Aust. 2005;183: 175-6.

5. Management of metabolic síndrome and associated cardiovascular risk factors:Acta Gastroenterol Belg. 2010 Apr-Jun;73(2):261-6. Review.

6. The effect of Mediterranean diet on metabolic syndrome and it´s components:a metaanalysis of 50 studies and 534906 individuals.Kastorini CM, Milionis HJ, Esposito K, Giugliano D, Goudevenos JA, Panagiotakos DB.J Am Coll Cardiol. 2011 Mar 15;57(11):1299-313.

7. The role of the Mediterranean diet on the development of the metabolic syndrome Kastorini CM, Panagiotakos DB.Front Biosci (Elite Ed). 2010 Jun 1;2:1320-33. Review.

8. Obesity and the metabolic síndrome, role of different dietary macronutrient distribution patterns ans specific nutritional components on weight loss and manteinance.Abete I, Astrup A, Martínez JA, Thorsdottir I, Zulet MA.Nutr Rev. 2010 Apr;68(4):214-31. Review.

9. Mediterranean diet and metabolic síndrome: the evidence.Babio N, Bulló M, Salas-Salvadó J. Public Health Nutr. 2009 Sep;12(9A):1607-17. Review.

10. Metabolic síndrome from global epidemiology to individualized medicine.Batsis JA, Nieto- Martinez RE, Lopez-Jimenez F.Clin Pharmacol Ther. 2007 Nov;82(5):509-24. Epub 2007 Sep 12. Review.

Invitado del mes:

Lluís Roka, diplomado en Fisioterapia, en Nutrición Humana y Dietética y estudiante de Medicina.

Para saber más: http://www.researchgate.net/profile/Luis_Angel_Roka_Nchaso/

Anuncios

Acerca de rosaliapg

Diplomada en Nutrición y dietética, especialidad en nutrición infantil y geriátrica.
Esta entrada fue publicada en De todo, El post del invitado y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s