El post del invitado – Hepatitis

Este mes contamos con la presencia en el post del invitado de Isabel Santoyo, diplomada en enfermería, que nos explicará las hepatitis mas comunes, sus formas de transmisión y muchas cosas mas.

El día 28 de Julio, es el día que la Organización Mundial de la salud (OMS) dedica a la hepatitis. En concreto, aquellas hepatitis cuya causa es la infección por un virus. La hepatitis viral, es una enfermedad infecciosa grave por la cual, según datos de la OMS, 1 de cada 3 personas ha sido infectada por algún virus de la hepatitis en todo el mundo (aunque no todas desarrollarán la forma crónica de la enfermedad). Dada la importancia de dicha enfermedad y los importantes problemas de salud que puede acarrear a largo plazo, tales como cirrosis o cáncer de hígado, es importante tomar conciencia de su existencia para poder prevenirla. Conocer cómo se produce la transmisión del virus, es una forma de saber cómo podemos prevenir la infección. Aunque existen hasta 7 tipos de virus que causan hepatitis, nos centraremos en la Hepatitis A, B y C, por ser las más comunes.

Hepatitis A. La vía de transmisión es fecal-oral. Esto es que el virus se contagia cuando se ingiere agua o alimentos contaminados con las heces de personas que están infectadas por el virus de la hepatitis A. Generalmente las tasas de infección son más elevadas en aquellos paises en desarrollo donde las condiciones de saneamiento o las medidas higiénicas son deficientes, la prevención a nivel general pasaría por una evacuación apropiada de las aguas residuales, adecuadas prácticas de higiene personal (fundamental el lavado de manos) y la vacunación. Y así evitar la propagación del virus en estos lugares. En nuestro país, las tasas de infección son muy bajas, y por tanto la prevención debe ser más exhaustiva si viajamos a dichos paises, y pasará por beber agua embotellada, tener precaución con el consumo de alimentos crudos o adquiridos en la calle y vacunarse. La vacuna contra la hepatitis A no está incluida dentro del calendario de vacunación infantil por ser España un país de bajo riesgo. Esta vacuna esta recomendada en el caso de viajar a zonas donde el riesgo de infección es alto o moderado o en el caso de desplazarnos a zonas donde existen deficientes condiciones higiénico-sanitarias. Así como pacientes incluidos en grupos de riesgo como pacientes crónicos de hepatitis B o C, hemofílicos, familiares o cuidadores de portadores de hepatitis A o pacientes infectados por el VIH. La administración de la vacuna se hace en dos dosis. Una primera dosis y una segunda de refuerzo a los 6-12 meses de la primera.

Hepatitis B. La vía de transmisión es por contacto con sangre u otros líquidos corporales (como el semen o la secreción vaginal) de una persona infectada con el virus de la hepatitis B. El contacto con sangre infectada se puede producir en casos de transfusiones sanguineas, lesiones con objetos cortantes usados previamente por una persona portadora del virus o bien por inyecciones con jeringuillas contamindas. En el caso de las transfusiones, el riesgo de infección es prácticamente inexistente puesto que la sangre donada se somete a rigurosas pruebas de laboratorio para descatar cualquier tipo de  infección antes de transfundirla. Entre las medidas de prevención para evitar el contacto con la sangre se incluyen, no intercambiar material cortante (como maquinillas de afeitar), no compartir agujas para inyecciones, y realizarse piercings o tatuajes en lugares que cumplan con las medidas higiénicas y de esterilidad de las agujas exigidas. El contacto con el semen o secreciones vaginales de personas portadoras del virus es otra de las vías de transmisión. De ahí la importancia de mantener relaciones sexuales seguras con personas que sabemos que portan el virus o bien si no tenemos seguridad. Es el preservativo el método de elección para mantener relaciones sexuales seguras. Y además de estas medidas para evitar la exposición a las vías de transmisión, existe una vacuna muy eficaz de prevención de la hepatitis B. Esta vacuna forma parte del programa de inmunización infantil, se administra en 3 dosis a todos los niños al nacer, a los 2 meses y nuevamente a los 6 meses. En el caso de los adultos está recomendada la vacunación, entre otros, cuando se trata de personal expuesto a sangre o fluidos corporales  (como el personal sanitario), pacientes en grupos de riesgo (hemofílicos, pacientes de diálisis, en programas de transplantes, con hepatopatías crónicas…), personas con comportamientos sexuales de riesgo y consumidores de drogas por vía parenteral.

Hepatitis C, la vía de transmisión de este tipo de virus es el contacto con sangre infectada. En este aspecto coincide con la hepatitis B y por lo tanto, las medidas de prevención son las mismas para evitar el contacto con sangre infectada. Sin embargo, en el caso de la hepatitis C, no existe una vacuna para prevenir la infección por el virus. Y se distinge también de la heptatis B en que en este caso, la transmisión por mantener relaciones sexuales con personas infectadas es menos frecuente.

Y ya para finalizar, mencionar que para prevenir el contagio de una enfermedad infecciosa, en este caso la hepatitis, no significa en ningún caso la discriminación o exclusión de aquellas personas que la padecen. El conocimiento de una enfermedad, nos ayuda a prevenirla, pero también a entender y ayudar a aquellos que la sufren.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en De todo, El post del invitado. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s